¿Qué es la confiabilidad en el mantenimiento?

Sample Image
06 MAY 2020 Ana Alberti

¿Qué es la confiabilidad en el mantenimiento?

Es posible que no estés familiarizado con el término "confiabilidad", o que incluso lo confundas con otras palabras en el área del mantenimiento, pero hoy comprenderás su importancia en la gestión de mantenimiento.

La confiabilidad es la posibilidad de que un artículo, componente, equipo, máquina o sistema, realice su función determinada dentro de un proyecto, de acuerdo con las condiciones de operación, dentro de un período de tiempo definido. En otras palabras, se espera que el equipo funcione correctamente dentro de una operación determinada por el período esperado.

Incluso es repetitivo decir que una máquina puede detenerse repentinamente y que esto dificulta enormemente la producción. Por lo tanto, se espera de la confiabilidad que los sistemas sean confiables y logren los resultados esperados dentro de un período determinado. Por supuesto, para esto es necesario monitorear constantemente los elementos involucrados en la operación, para que realicen sus funciones correctamente.

¿Cómo garantizar la confiabilidad?

La confiabilidad de la gestión de mantenimiento se evalúa dentro del porcentaje o probabilidad de funcionamiento adecuado de los artículos en la cadena de producción.

Esta medición se realiza mediante la evaluación de datos, que incluyen el historial de rendimiento del equipo y su estimación cualitativa de la operación futura.

Por lo tanto, es posible determinar, por ejemplo, cuál es el porcentaje de probabilidad de que un motor diesel funcione, de acuerdo con las condiciones apropiadas, en las próximas 250 horas (según el modelo del equipo, el régimen operativo y el lubricante elegido).

La primera clave para que esta confiabilidad sea posible, es tener un programa de mantenimiento preventivo y predictivo que funcione correctamente.

Planificación de mantenimiento

¿Tienes un sólido proceso de planificación y programación del mantenimiento? Debes asegurarte de que el mantenimiento esté programado para completarse en el momento adecuado, lo que garantiza que todas las piezas, herramientas, equipos o mano de obra, estén disponibles a la hora programada.

El éxito de la gestión de mantenimiento está directamente relacionado con la atención e información. Una vez que la información se recopila y almacena, se compromete toda la gestión de mantenimiento de la empresa.

¿Qué es el mantenimiento centrado en la confiabilidad?

Es una metodología de trabajo que define políticas para la correcta gestión de fallas. Se puede aplicar en cualquier entorno, junto con otras formas de planificación y mantenimiento.

Los principios para mantener la confiabilidad son: extender el tiempo de ejecución entre los cierres programados; apoyar y cooperar con los profesionales involucrados en las operaciones; mejorar la productividad del equipo; crear un enfoque proactivo y planificado, así como desarrollar tácticas eficientes para resolver fallas y problemas.

Para que el mantenimiento centrado en la confiabilidad (MCC) logre sus objetivos, es necesario identificar los sistemas, sus límites, sus funciones, sus posibles fallas y modos, para finalmente construir un diagrama de decisión.

Por lo tanto, las siguientes preguntas son extremadamente importantes:

  •  ¿Qué sistema / proceso se evalúa?
  •  ¿Qué subsistemas?
  •  ¿Cuáles activos están involucrados?
  •  ¿Cuáles son las funciones del activo en la operación?
  •  ¿Qué fallas pueden ocurrir al realizar estas funciones?
  • ¿Por qué ocurren?
  • ¿Cómo ocurren?
  •  ¿Qué pasa cuando ocurren?
  •  ¿Qué tan graves son estas consecuencias?
  •  ¿Qué se puede hacer para predecir y prevenir estas fallas?
  •  ¿Qué se debe hacer si no hay técnicas viables para el mantenimiento proactivo?

Con las respuestas a estas preguntas, tendrás mucha más seguridad e inteligencia de datos para tomar tus decisiones.

En resumen

Con la aplicación del mantenimiento centrada en la confiabilidad, los gerentes de mantenimiento pueden identificar cuándo y cómo se deben realizar las evaluaciones y correcciones de los equipos.

Acciones como la definición de probabilidad de falla, la estandarización de los procedimientos de restauración y el desarrollo de códigos de conducta operativos, son algunas posibilidades que surgen del mantenimiento centrado, recordando que el resultado final es:

  •  Mayor vida útil de la máquina.
  • Costes de mantenimiento reducidos.
  • Mejora del rendimiento operativo.
  • Uso y administración de la base de datos, que también agrega valor al equipo.
  • Agilidad y consistencia de los equipos técnicos.

Este es el estándar de trabajo de ALS. A través del análisis de fluidos, es posible acceder a información valiosa, antes de que se generen problemas y monitorear el rendimiento del equipo, generando ahorros en el mantenimiento de piezas y paradas innecesarias o inesperadas.